sábado, 12 de agosto de 2017

Quien nos defiende de los abusos de la banca


Cada pocos años tenemos, disfrutamos o padecemos de elecciones. Es la base de la democracia, dicen. Para mi la base de la democracia es otra bien distinta: la facultad de echar a nuestros representantes, pero creo ser de los pocos que así piensa y así me va. 


Quienes mandan en una democracia, no es el pueblo y a su través y representación los políticos democráticamente elegidos, sino la banca. La banca que financia a los partidos políticos, a sus campañas y a sus chanchullos. Esa misma banca que ahora a los ciudadanos con sus clausulas abusivas y sus grotescos contratos como por ejemplo la estafa a la que pomposamente dieron en llamar las preferentes.

 ¿Y cómo nos defendemos entonces de la banca? Pues no es nada fácil, porque ellos son los que mandan, los que hacen las leyes y los que nombran a los jueces a través de los políticos que ya tienen comprados, por lo que vamos a necesitar a un servicio de abogados que aparentemente saben cómo meter a la banca en cintura. Desde luego que los abogados son angel y demonio según se mire y según donde nos toque estar en una contienda judicial, pero siempre es mejor tenerlos de nuestro lado en una controversia.

Periódicamente se van promulgando leyes en teoría defendiendo a los ciudadanos de los abusos de estas grandes empresas en su mayoría multinacionales, pero la realidad es bien distinta ya que parece ser que las leyes son redactadas precisamente por ellos y no contra ellos. Aquí, que hoy tengo el día Robin Hood...

No hay comentarios:

Publicar un comentario