miércoles, 21 de mayo de 2014

Eres de los que prefiere invertir en oro

El oro tiene como casi todos los productos de inversión, sus partidarios y detractores. Los más divertidos entre los detractores son los que dicen que la cotización del mismo oscila como la de cualquier otro valor en bolsa, y son divertidos cuando les pides que por favor te demuestren la bajada en los últimos veinte siglos por poner un ejemplo. Ahí callan y procuran cambiar el tema de conversación.

Los partidarios también son divertidos, pues tienen todo su capital en oro, a veces en casa y con unas deficientes medidas de seguridad. Sobre el oro de inversión que es el que se puede adquirir a través de los bancos, hay un importante mercado regulado y yo diría que penalizado por la administración, que prefiere que los ciudadanos jueguen o inviertan con dinero sin respaldo alguno, como es el que hay en todos los países del mundo, antes que con algo escaso, algo finito y valioso como es el oro, que escapa al control de todos los gobiernos. Otra cuestión importante del oro y los negocios que están floreciendo últimamente del tipo compro oro: lista de precios, pago más que nadie y similares, es precisamente el precio de la onza de oro, existiendo un diferencial entre lo que el joyero o comprador de oro paga, y el precio real al que ellos luego venden esa onza de oro, normalmente a mayoristas y joyerías donde se transforma y vuelve al mercando, ya en otra presentación.

Aunque para mi, el mejor oro es el que se presenta en el formato tradicional de joyas para lucir o exhibir. No obstante reconozco que por motivos de seguridad y como algo adicional, no está de más el tener una pequeña reserva en oro en bruto tipo alianzas o similar. Es algo que tiene fácil salida y que en un momento de apuro, te puede sacar del mismo. Y por supuesto si vas a vender piezas de joyería o de oro en bruto, compara antes de hacerlo los precios de varios establecimientos, pues las diferencias entre unos y otros en algunos casos, son abismales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario