sábado, 22 de febrero de 2014

Como mejorar las condiciones bancarias

Hace años los bancos eran unos establecimientos serios, donde había rancios directores e interventores con manguitos y viseras, contando manualmente los billetes que los clientes o impositores allí depositaban para luego prestar a otras personas que necesitaban ese dinero para adquirir algo a crédito. A cambio de esa mediación con el dinero, los bancos cobraban un diferencial y en eso consistía su negocio.

 Con el tiempo, la casta política parasitaria se fue metiendo con calzador en los consejos de administración de bancos y cajas de ahorro, hasta convertirlos en las cuevas de alí babá y los cuarenta consejeros que son hoy. Hoy por ti y mañana por mi, es la consigna habitual entre unos y otros, cosa que ha hecho que los particulares cada vez los despreciemos más. Pero hay que reconocer que de vez en cuando hay algo bueno relacionado con la banca, y viene de la mano de una promocion que no es bancaria, pero que sabiendo relacionarla, da mucho juego en forma de descuentos y eliminación de comisiones de los productos bancarios. Me refiero a la tarjeta disfruta más por menos, y los bancos que se han adherido a la misma, otorgando en algunos casos la exención total de comisiones bancarias a los clientes poseedores de la tarjeta.

Simplemente con esa oferta, descuento, cupón o como queramos llamarlo, ya te compensa el tener la tarjeta disfruta más por menos, pues algunos bancos ya te cobran mucho más de comisión mensual por tener una cuenta con ellos. ¡Y pensar que al principio, los bancos te pagaban por dejarles tu el dinero! Pero bueno, al menos con esta tarjeta nos libramos de las comisiones bancarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario