martes, 17 de diciembre de 2013

Quien tima a un timador tiene cien años de perdon

La banca es un sector de actividad económica, que se gana a pulso las maldiciones de la ciudadanía, aunque es algo que al sector bancario en general no le preocupa mucho, pues cuando tienen algún problema, les basta con hacer una llamada al ministro de turno, para que las leyes se modifiquen a su favor. A cambio obviamente, el banco pone un cómodo sillón y una jugosa retribución en su consejo de administración, para ese ministro sobornado. Así ha sido desde la instauración de la democracia y así seguirá siendo.

Por eso algunos nos alegramos cuando vemos a quienes engañan a los banqueros. En el blog que sigo regularmente sobre posicionamiento SEO, comentan la figura de los falsos gurús del posicionamiento de páginas web y no puedo estar más de acuerdo con Carlos, porque conforme iba leyendo, me venía a la mente una sucesión de nombres de personajes que encajan exactamente en esa detallada descripción, algunos de ellos cumpliendo incluso todos los requisitos y alguno que otro adicional, que supongo por no personalizar, se dejó en el tintero. Este personaje se dedica a poner anuncios de una conocida entidad bancaria (me niego a llamar SEO a lo que hace), sin el más mínimo criterio ni sentido.

Supongo que de aquí a poco, google penalizará al banco por esas malas prácticas que atentan obviamente a las directrices para webmasters, aunque claro, hablamos de un banco, de una empresa que tiene dinero como dirían en mi pueblo "para repellar" y con una generosa aportación a la cuenta de adwords, la penalización desaparecerá. De eso no me cabe tampoco la más mínima duda, que ¡poderoso caballero es don dinero! Aunque mientras eso llega, siempre nos queda el consuelo de ver como un timador, está timando a otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario